ENTRE RÍOS: la UCR quiere más poder en Cambiemos

[17-3-16] Se esperan críticas del congreso radical por la relación política que se viene dando con PRO en estos 100 días de gobierno. Se reclama la conformación de una mesa política de Cambiemos en la que la UCR participe de las decisiones que afectan a Entre Ríos.

Un intenso debate se pronostica para el congreso radical que este sábado al mediodía se reunirá en Paraná, tras casi un año sin sesionar. Aunque toda la dirigencia reconozca el beneficio que significó para la UCR integrar Cambiemos, en cuando a recuperación de espacios de poder, hay dirigentes y congresales que cuestionan el vínculo que se mantiene con PRO. 

A poco de cumplirse los primeros cien días de gobierno, no sorprendería que el congreso radical reclame la conformación de una mesa política de Cambiemos donde la UCR, como partido, participe de las decisiones que incumban a Entre Ríos, como la definición de los cargos pendientes en organismos nacionales con delegaciones en la provincia. 

A esta altura son marginales los sectores que siguen objetando el acuerdo con PRO. Hasta el exdiputado Fabián Rogel, que hace un año encabezó la resistencia a esa alianza en la provincia, se integró al acuerdo ocupando un cargo importante en el gobierno nacional. 

Lo que se discute, en todo caso, es la participación que la UCR tendrá en el armado que la coalición establezca de cara al futuro. Si bien competen al gobierno nacional y la mayoría pasan por la birome del ministro del Interior Rogelio Frigerio, las designaciones en cargos nacionales van necesariamente construyendo un perfil de alianza de cara a 2017 y 2019 en la provincia. Y lo cierto es que, hasta ahora, la UCR no ha sido protagonista. 

Aunque persiga el objetivo de ganar poder de decisión para el radicalismo, el planteo de una institucionalización de Cambiemos en Entre Ríos no puede ser tomado por PRO sino como una voluntad de la UCR de consolidar la coalición. 

Al debate 

“El año pasado, con tres elecciones (Paso, generales y balotaje) reunir el congreso se complicaba y nos pareció prudente postergarlo hasta que las cosas estén más tranquilas. Hoy estamos para dar un gran debate este sábado; todos los sectores están trabajando para que el congreso tenga quórum, se realice el debate y tenga el mayor éxito posible”, le dijo a Página Política el presidente del congreso radical, Luis Kirpach. 

-¿Es correcto esperar que el debate central del congreso pase por discutir el rol de la UCR dentro de Cambiemos, particularmente la relación con PRO, la participación del radicalismo en los espacios de poder y en la definición de políticas de la coalición? 
-No quiero ser imprudente, pero hay dirigentes y congresales que están un poco molestos con estos temas. En los congresos radicales nadie se calla y creo que será tema de discusión. Nadie está arrepentido de haber integrado Cambiemos porque ha dado otras perspectivas al país, a la provincia a la representación de los municipios, pero no puedo negar que existen dirigentes y congresales molestos por algunas actitudes y se plantea que una mesa de cambiemos funcione en Entre Ríos como corresponde. 

Carta orgánica 

Por fuera de la coyuntura política, el congreso espera avanzar con la postergada reforma a la carta orgánica del partido. Concretamente, ordenar que en 120 días se reúna un congreso extraordinario que ponga en práctica esas modificaciones, que comprenden desde el ordenamiento de la lista de candidatos a diputados provinciales hasta la conformación de la estructura partidaria y la representación de las minorías. 

“La idea es darle un corte final al asunto. Es un tema escabroso, donde se cruzan las posiciones internas con los intereses territoriales”, comentó Kirpach.

FUENTE:
paginapolitica.com