ENTRE RÍOS: Macri y De Angeli le aseguran más diputados a la UCR

[13-8-15] Con los resultados de las PASO, la UCR crece en la Cámara de Diputados de Entre Ríos. El PRO tendría sólo tres legisladores, menos que el Frente Renovador. Los socialistas quedarían afuera.

Finalmente parece que no ha sido tan mal negocio para la UCR no llevar candidato a gobernador. La habilidad de los radicales para negociar lugares en la lista de candidatos a diputados que acompañan al candidato de PRO, Alfredo de Angeli, le estaría asegurando un incremento de su representación en la futura Legislatura, si es que se repiten en octubre los resultados de las PASO del domingo. 

En 2011, cuando el candidato a gobernador fue Atilio Benedetti y el aliado el Partido Socialista, la UCR se hizo de un bloque de seis miembros. Con los números del domingo pasado, los diputados radicales pasarían a ser ocho: Fuad Sosa y Jorge Monge (que repetirían mandato), Sergio Kneeteman, Gabriela Lena, Alberto Rotman, José Artusi, Ricardo Troncoso y Alejandra Viola. 

De ellos, seis integran la corriente Illia que lidera Benedetti: Sosa, Kneeteman, Lena, Artusi, Viola y Monge. Rotman integró la lista por pedido del candidato a vice Lucio Godoy, y Troncoso por el grupo de los intendentes, que negociaron con el PRO antes, cuando le hicieron el vacío a la fugaz fórmula Benedetti-Adrián Fuertes. 

Por cómo se armó la lista de Cambiemos, el PRO tendría el bloque más chico de la oposición. Llevaría apenas tres diputados propios: Esteban Vitor (Abogado de Paraná, director de la Sociedad Rural Entre Ríos), Ayelen Acosta (ex secretaria del intendente de Vicente López, Jorge Macri, casada con Walter Klix , comunero de la ciudad de Buenos Aires, del grupo de Gabriela Michetti) y Martín César Anguiano (empresario del departamento Islas y socio del interventor del partido, Rogelio Frigerio). 

Si en octubre se repitieran las proporciones de votos obtenidos en las PASO, Cambiemos se quedaría con 11 de las 16 bancas que corresponden a las fuerzas de la oposición. Pero 8 serían radicales y sólo 3 de PRO. Aunque si sumaran una banca más, la número 12, el macrismo podría agregar un escaño con Joaquín Lamadrid, joven dirigente de Pro de Concordia, economista y ex asesor del ex diputado nacional de Buenos Aires Julián Obiglio. 

Peronistas 
Así las cosas, el bloque del macrismo sería incluso más chico que el del Frente Renovador. Los candidatos a diputados que acompañan la fórmula Adrián Fuertes- Jorge Busti podrían llegar a ocupar 5 bancas, si se mantiene la proporción de votos del domingo. 

En tal caso, se convertirían en diputados Gustavo Zavallo (que fue el candidato a gobernador de Busti en la interna), Alejandro Bahler (ex secretario de Turismo de la provincia, que hoy acompaña a Fuertes), Mariela Tasistro (presidenta del Concejo Deliberante de Gualeguay, alineada con el sector de Emilio Martínez Garbino), Daniel Koch (alineado con Busti) y Sebastián Navarro (alineado con Fuertes). 

El espacio que integra Busti obtendría así casi la misma cantidad de legisladores que en 2011 (aquella vez fueron 6) cuando fue como candidato a gobernador. Pero esta vez, juran, una y otra vez, que no se sumarán al eventual bloque oficialista del Frente para la Victoria como hicieron en 2012 los bustistas electos en 2011: Hugo Vásquez, Rubén Almará, Rosario Romero, Horacio Flores, Juan Carlos Almada y Diego Lara. 

Afuera 
De repetirse la proporción de votos registrada en las PASO, el Partido Socialista quedaría sin representantes en la Legislatura. Los socialistas necesitan sumar entre 8 y 10 mil votos en octubre para retener la banca que hoy ostenta su candidato a gobernador, Lisandro Viale, que en 2011 llegó como parte del Frente Progresista que su partido integró con la UCR. 

Y la Nueva Izquierda ve por ahora lejos su anhelo de poder más importante. Para aspirar a que Luis Meiners se convierta en el primer diputado de izquierda de Entre Ríos deberían triplicar la cantidad de votos obtenida en las PASO. 

Hay que recordar que la Constitución provincial asegura al partido que gana las elecciones la mayoría en la Cámara de Diputados. Es lo que se conoce como cláusula de gobernabilidad. Si el Frente para la Victoria mantiene el 45% de las PASO, tendría la mitad más uno de Diputados: 18 de las 34 bancas. Las 16 restantes se distribuyen entre las fuerzas más votadas de la oposición, en forma proporcional a los sufragios obtenidos. Con los resultados de las PASO sólo entran en ese reparto Cambiemos y el Frente Renovador.

FUENTE:
PAGINAPOLITICA.COM