MISIONES: González insiste en armar un amplio frente opositor encabezado por la UCR

[13-4-15] El candidato a gobernador de la UCR dijo estar de acuerdo con algunas políticas aplicadas por el actual gobierno provincial y aseguró que, de llegar al Ejecutivo, le dará continuidad, como ser el pro alimento y la promoción turística. Marcó la necesidad de medir los gastos y atender las prioridades. 

Aseguró además que hay necesidad de reformar la política impositiva de la provincia de Misiones y potenciar la industrialización dando garantías al inversor. Manifestó la intención de conformar un gran frente provincial, donde entiende que debe ser encabezado por el radicalismo porque considera que “ha marcado una presencia provincial que otro partido no la tiene”.

-¿Ya comenzó la campaña?
Sí, en realidad la campaña ya comenzó. El radicalismo se convirtió en el primer partido en elegir a su candidato a Gobernador, vice y diputados. Ya a principio del verano comenzamos a recorrer la provincia, a identificar a posibles candidatos en los municipios. Creo que será un año muy intenso, ya que se acerca un fin de ciclo. Hay un proceso político que termina a nivel nacional y lo mismo sucede en la Renovación, donde el Gobernador concluye su mandato y candidato no va a poder ser, entonces me parece que se vienen tiempos de mucha discusión donde la sociedad deberá estar predispuesta a observar las diferentes opciones que se presenten. Así que será un año electoral muy intenso.

-¿Si el que se queda con la presidencia es Daniel Scioli, también significa un fin de ciclo o será la continuidad de un modelo?
Creo que el kirchnerismo tuvo una impronta muy marcada en estos últimos años y el hecho que no continúe la Presidenta al frente, implicará un cambio. Creo que se viene un tiempo positivo. Los candidatos tienen un perfil más dialoguista y de mayor apertura de procesos que vemos en la actualidad. El radicalismo en esta coyuntura nacional ha decidido comenzar a consolidar un espacio alternativo al kirchnerismo, por eso es que decidimos avanzar en una colisión, que en principio sea de gobierno.

-¿Realmente ven chances a Sanz de ganarle la interna a Macri?
Por supuesto que sí. Hoy por hoy que si uno mirara las encuestas, tanto Macri como Scioli y Massa, parecieran ser los candidatos que tienen mayor presencia en la Argentina. Pero el radicalismo tiene una fortaleza que creo todavía no fue medida, que es la presencia de un partido durante muchos años y que tienen presencia en todo el país. Creo que eso es difícil mensurar. Eso se traslada en la militancia, en los comités, que a la hora de competir será una fortaleza para Sanz.

El radicalismo puso sobre la mesa la discusión horizontal de su partido político, mostrando su principal fortaleza que es todo el partido.

-Encuestadores ayer coincidían a nivel nacional que la alianza UCR –Pro, no le aportó votos a Macri. ¿Le aportó a Sanz?
El radicalismo hoy por hoy está en condiciones, a nivel nacional, de disputar entre 8 y 10 provincias, entre las que está la provincia de Misiones. Viéndolo desde ese lugar, me parece que el radicalismo parte con un punto favorable, que es garantizar que la actual presencia en el congreso nacional, en las cámaras de diputados provinciales, se sostenga en el tiempo. Si a esa presencia, se sumara la posibilidad de conducir muchas provincias, será muy favorable. Yo creo que el radicalismo hizo un muy buen acuerdo. Creo que no entendemos bien los argentinos cómo funcionan las primarias, donde competirán tres candidatos a presidentes, (UCR, Macri, y de coalición cívica) el voto que se elige en primaria, de ahí saldrá el candidato que competirá en octubre. El voto de cualquier ciudadano es un voto que comenzará a consolidar un espacio alternativo.

Tendría que haber en Misiones, una instancia donde todos los candidatos de todos los partidos, puedan participar y la gente tenga que ir a elegir cuál es el candidato que va a representar al partido en las elecciones definitivas. Hoy Misiones tiene una deuda con una reforma política que está pendiente. Creo que el oficialismo no ha avanzado en cuanto a reforma política. Me refiero a la derogación de la ley de lemas, que es un papelón que exista en la provincia ley de lemas. Tenemos que hablar de un mecanismo de boleta única, un sistema que trasparente el acto eleccionario. Luego las primarias que debería ser un paso hacia delante.

-¿Está de acuerdo con que en el caso de que haya un frente entre el radicalismo misionero y el Pro, se defina quien va a ser el candidato en una interna?
El primer problema con el que contamos es que no tenemos fecha de elecciones en la provincia. Eso lleva que desde el Ejecutivo se especule con la convocatoria a elecciones según la conveniencia partidaria de la política del momento. No nos permite avanzar en una estrategia electoral solida. Queremos armar un frente electoral en Misiones, no solamente con el Pro, también con otros partidos, como el de Cacho Bárbaro, Claudio Wipplinger. A los partidos con los que tengamos coincidencia con en el proyecto de Gobierno. Pero no están dadas las condiciones legales, vamos a tener como mínimo cuatro elecciones en Misiones, si tuviéramos internas, las de agosto, si hubiera segunda vuelta, una quinta elección. Me parece que la falta de avance no permite tener unas primarias.

Todos tenemos ganas de conformar un frente, tenemos que conformar un plan de gobierno. El segundo paso debe ser la reunión de los equipos técnicos. Elaborar un plan de Gobierno, coincidir en un proyecto político provincial. Porque pertenecemos a partidos distinto. Luego de eso vendrá la discusión de las candidaturas.

-Llegada esa etapa, ¿Puede ser que su candidatura a Gobernador quede en segundo lugar?
Yo creo que el radicalismo debería encabezar un frente de este tipo. Me parece que el crecimiento del radicalismo ha marcado una presencia provincial que otro partido no la tiene. Tiene un bloque de concejales de más de 30 personas en la provincia de Misiones, un mayor bloque de diputados provinciales de la oposición. Pero no pongo como un escollo para la construcción. Cada partido va a pelear por su candidato como corresponde.

-¿Qué es lo que propone el radicalismo si llegara al Gobierno?
Tenemos mucha coincidencia con el partido agrario en cuanto a la necesaria reforma en el agro misionero. Uno mira la economía misionera que está formada por cuatro pilares fundamentales, el turismo, que creo que fue una política acertada de este gobierno y que hay que sostener, el agro misionero, que necesita un fuerte debate, se debería comenzar a atender la chacra misionera, agregar valor a sus productos como en Brasil, Paraguay. El principal desafío del próximo gobernador será generar trabajo.

-¿Cómo generaría trabajo desde el Ejecutivo?
Te lo digo concretamente. Misiones tiene que encabezar un proceso de industrialización. Para ello hay que copiar lo que hacen otras provincias, como Corrientes y Entre Ríos, con legislaciones locales de promoción local, de exención de tasas municipales, y provinciales. Hoy Virasoro vio radicarse inversiones que antes venían a Misiones. Porque hay una política de promoción industrial, y en Misiones hay una política de ahogo impositivo al productor.

-¿Ustedes bajarían los impuestos?
Sin duda alguna, creo que no hay que tener temor de hablar de reformar la política impositiva de la provincia de Misiones. Del total que administra el Gobernador, más del 70 por ciento viene de recursos nacionales, la mayor presión fiscal no mueve la aguja en cuanto a las finanzas públicas provinciales. Sin embargo, genera dos efectos, evasión por un lado, y falta de inversión. Hay que discutir una reforma integral impositiva de la provincia. Misiones es la provincia con mayor presión fiscal en el país y eso es una vergüenza.

-¿Le va alcanzar los recursos?
Por supuesto que sí. Si acá se empieza a discutir las prioridades del gasto, yo tengo en mi agenda varias cuestiones donde creo que hay que empezar a ajustar. No sé si el monumento religioso que se está construyendo en Piray, es una prioridad o si la prioridad es en realidad sostener los parques industriales como el de la ciudad de Posadas. Me parece que hay que discutir las prioridades, como el turismo sí es una prioridad y hay que sostenerlo. Me parece que la cuestión productiva debe estar en el tope de la agenda y una reforma de la política educativa y una reforma en el área de salud. La constitución manda que debe haber una solo conducción de la educación misionera. Hay además un fenómeno de éxodo rural. Hoy entre Posadas y Garupá vive el 37 por ciento de los misioneros, en pocos kilómetros está concentrado cerca del 40 por ciento de los misioneros.

-¿Por qué cree que ocurre eso, porque se han hecho escuelas en el interior también?
Yo creo que no ah habido un esfuerzo por darle al hijo del colono, las condiciones suficientes para se quede en su lugar. Entonces el objetivo no es continuar con la profesión de su padre, sino ser aduanero, gendarme o policía. Está buscando una salida laboral inmediata. Lo que se debe hacer es buscar un proceso de descentralización. No podemos seguir construyendo barrios como el de Itaembé Guazú, con 10 mil casas concentradas en pocos kilómetros cuadrados. Hay que generar un desarrollo equitativo en toda la provincia de Misiones.

Creo que no hay una política de desarrollo urbanístico. Se construye para paliar las necesidades inmediatas, que bienvenido sea, pero no responde a un plan provincial de desarrollo. No pasa lo mismo en otras localidades donde este tipo de inversiones tan fuerte no es equitativo. Se debe ver cómo frenar la concentración en Posadas.

-¿En qué otro aspecto ve necesario medir los gastos?
Creo que la Renovación tuvo tres grandes políticas públicas, una el turismo, la obra pública sin duda ha sido una marca, que genera movimiento económico muy grande, pero una obra pública cara y de mala calidad. Las viviendas de Iprodha que se entrega o escuelas, al poco tiempo comienzan a gotear. Debería controlar. La obra pública hay que sostenerla, pero se debe poner a funcionar los organismos de control. El tribunal de cuenta hoy controla lo formal pero no indaga buscando la verdad real, al igual que la fiscalía. La tercera pata de este gobierno fue la promoción del juego. En Misiones hay más casinos que en ninguna otra provincia, encontramos un casino en cada localidad, creo que eso está mal. Es prioritario una reforma educativa, una industrialización dándole seguridad al inversor.

No soy de esos candidatos que cree que se ah hecho todo mal, creo que hubo aciertos.

-¿Mantendría el Pro-alimento?
Mantendría eso, mantendría el plan ganadero, creo que fue una apuesta importante y positiva. Se mantendría muchas cosas. Ningún candidato puede proponer cambios violentos o drásticos en cuestiones que se han hecho bien.

-¿Sale el frente con el Pro y si sale, cuando sale?
No es un frente con el Pro, pretendemos que estén otros partidos, que tengamos coincidencias en un plan de gobierno. Ese plan es lo que va a permitir conformar un frente. El frente debe avanzarse cuanto antes. Para fines de abril el frente provincial debería estar dando muestra de estar conformándose. La UCR en cada municipio está conversando con candidatos. Hoy por hoy el 70 por ciento de los misioneros quiere una alternativa distinta al oficialismo. Nosotros a partir de la conformación de un frente electoral esperamos darle una alternativa y un gobierno mejor a la provincia de Misiones.

FUENTE:
MISIONESONLINE.NET