"Año 2014 - Buenas Noticias: el populismo no es para siempre" dice el Dip. D'Agostino

[30-12-14] El Diputado Nacional Jorge D'Agostino publicó en su sitio web una nota de reflexión sobre el discurso del oficialismo que diariamente se contrapone con la realidad que vivimos como argentinos. En la misma, D'Agostino dice textualmente:

“Si el árbol es bueno, su fruto es bueno; si el árbol es malo, su fruto es malo...” Mateo 7:17

La Ciencia del Derecho, en Argentina y en otros pocos países latinos, supuestamente ha tomado del Nuevo Testamento, la teoría del fruto del árbol envenenado. Esta indica que en la investigación y juzgamiento de los delitos, debe excluirse el uso de prueba obtenida ilegalmente. Esto es, si se detiene al autor y sólo se lo puede acusar por una prueba conseguida por vía ilegal, el proceso es ilegal y el culpable queda libre. 

En la Ciencia Política, lamentablemente se ha deteriorado el pensamiento respecto del cual, toda acción positiva de gobierno debe estar siempre atada a las exigencias del Estado republicano y hoy, pareciera carecer de relevancia si la gestión que no se ajusta a esa premisa, ayuda a alguien en un breve lapso. 

Una hipótesis desatinada es la justificación del régimen nacionalsocialista, porque trajo éxitos en la metalmecánica alemana, o aplaudir a Stalin, por haber convertido a Rusia en un coloso industrial, argumentos que no caben de ninguna manera en este planteo. 

La idea básica de la teoría del árbol venenoso argentino, no está en un extremo, sino en la ilusión que recita republicanismo, mientras el Poder Judicial es desequilibrado sistemáticamente por el Ejecutivo, para que las sentencias sean de su agrado. O en la ficción democrática que justifica la voluntad popular, mientras se deteriora el principio contra-mayoritario que da el necesario equilibrio en los integrantes del Consejo de la Magistratura. O, quizás con justa razón, en el combate a la corporación mediática, pero con métodos igual de corporativos, que atacan la libertad de expresión y contaminan la prensa. O en las leyes que mejorando los códigos importantes, esconden aviesamente la designación de fiscales suplentes, que por propia inestabilidad, aseguren impunidad. 

¿Es inclusivo un gobierno que viola los principios rectores del contrato de la constitución, pero otorga 3.5 millones de jubilaciones sin aporte, 5.5 millones de cobertura social sin contraprestación planificada, o desarrolla intensa obra pública ejecutada por socios económicos del PE, o invierte el 6% del PBI récord en Educación, pero el 50% de los alumnos queda con el secundario inconcluso?. 

¿Es decente un gobierno que logra resultados en la recaudación impositiva, pero les obstaculiza la investigación a los jueces que juzgan a sus funcionarios? Las políticas encausadas por gobiernos mayoritarios como el de la Argentina que confunden popular con populista, creen que vale cumplir a medias, con parte del pueblo, por poco tiempo sin medir nefastas consecuencias estructurales. La inmediatez, no es pariente de los buenos procesos sociales de manera que lo que pueda ser pan para hoy y hambre para mañana, es malo . 

Las acciones positivas del gobierno, golpean duramente el futuro de la Nación porque hay situaciones como estas que imponen la derrota, veamos:

A- Narcotráfico en aumento exponencial, según datos de ONU, enredado en esferas del funcionariado público 
B- Corrupción pública y privada, con denuncias permanentes en la justicia. 
C- Enriquecimiento patrimonial de funcionarios, que mancha a la familia presidencial. 
D- Hipocresía como modo de gestión: 
  • Declaman por los DDHH y designan un sospechado por violarlos Jefe del Ejército. 
  • Critican al neoliberalismo y cuidan a las grandes empresas financieras excluidas de tributar equitativamente 
  • Pelean a muerte con los fondos buitres pero los protegen con la Ley de Hidrocarburos 
  • Luchan contra la corporación mediática pero la Ley de Argentina Digital apadrina los monopolios de comunicaciones.
E- Utiliza de manera desmedida y populista la propaganda oficial en Futbol para todos cuando las empresas privadas podrían cubrir ése rol. 
F- Declama la inclusión social, pero ejecuta electoralmente planes sociales, que sirven para un lapso, pero día a día excluyen del sistema del trabajo digno a millones de argentinos. 
G- Lograron la expropiación de la mitad de YPF, que apoyamos por doctrina, pero hay crisis energética por abandono de inversiones en 10 años. 
H- Consolidaron la obra pública para pocas empresas amigas. 
I- Las políticas educativas para contener y no para educar, causaron des-socialización con exclusión, lo que trajo inseguridad ciudadana.

¿Por qué la sociedad acepta tanto dispendio y otorga el 54% de votos a la Presidente y el 57% al Gobernador de Entre Ríos, ambos reelectos en 2011?. Aquí los electores toman un camino equivocado, porque no hay salida sin virtud republicana y son los partidos políticos los que responden por ello y están obligados a encausarlo, aún a costa de que en sus alianzas aparezcan dilemas que deberán ser solucionados por los consensos donde deben primar los denominadores ideológicos comunes que partan de la virtud republicana.

Los frutos dulces y relucientes, no seducen por mucho tiempo a una sociedad que se precie de ser adelantada en términos de educación y cultura. Por eso hay que estar advertidos de los cantos de sirenas, que sólo Ulises pudo superar. Entonces, sin entrar en una necedad inconducente, damos un sí, al reconocimiento de minorías sociales, a la enorme difusión de la cultura nacional y a la instalación de una nueva ley de medios. Aplaudimos que se redujeran los conflictos sociales masivos, la refinanciación de la deuda de 2005 y la pelea contra los buitres. Creemos positivas las políticas sociales, las que deberán adecuarse para dignificarlas en el futuro y es muy importante insertarnos en las comunicaciones satelitales. Celebro también, con júbilo que hay autoridad presidencial que no tuvimos en 2001 y que hoy al poder se lo conduce. Estos son algunos de los frutos.

Sin embargo y dejando de lado las coyunturales cuestiones económicas negativas, a ningún lado vamos como Nación, si aparecen vulneradas las necesidades estructurales, por miles de frases mentidas sobre la igualdad, en una sociedad dividida por un progreso relatado en el que quien piensa distinto es cipayo y a favor, es héroe, dentro de una Argentina herida por la corrupción, que ve su Soberanía Nacional amenazada por el narcotráfico. Esto es el árbol venenoso.

FUENTE:
JORGE M. D'AGOSTINO Diputado Nacional por Entre Ríos