BUENOS AIRES: Sanz se lanzó al 2015 con críticas al gobierno y referencias ácidas hacia otros opositores

[04-10-14] El titular del radicalismo y senador nacional Ernesto Sanz lanzó su precandidatura con fuertes críticas al Gobierno, pero también con cuestionamientos a referentes opositores como Macri y Massa. Carrió y Morales dijeron presente.

En un multitudinario acto en el estadio Luna Park, el radical se anotó en la pelea interna de UNEN para competir en las elecciones presidenciales del 2015 y disputarle la contienda interna a Fernando Solanas, Hermes Binner y a su rival dentro de la UCR, Julio Cobos.

A pesar de las insistencias del senador mendocino para diferenciarse de los otros precandidatos, nombró de a uno los temas fetiches de Massa y Macri: seguridad, empleo, jubilación y la corrupción.

“Tengo una visión profundamente optimista de la Argentina que espera en las puertas del después del kirchnerismo”, sostuvo Ernesto Sanz al llegar al predio. “Hay preocupaciones, no acciones”, admitió sobre posibles alianzas con otros espacios.

Antes de iniciar su discurso, el mendocino envió un saludo al pueblo judía en su día y le deseó “una pronta recuperación” a Antonio Cafiero y fuerza a toda su familia.

“El cambio viene a la Argentina y ya no hay quien lo pare”, disparó Sanz desde el atril ubicado en el centro del Luna Park. Más adelante, marcó: “Voy a ser directo. La Argentina está como está porque hace mucho no tiene un gobierno serio, tiene corruptos haciéndose pasar por servidores públicos”.

“Este carnaval ha durado mucho”, subrayó engrosando su ferviente crítica hacia el kirchnerismo que se repitió durante toda su alocución que duró cerca de 40 minutos. Acto seguido, le agradeció a la diputada Elisa Carrió, la única presidenciable de UNEN que dijo presente, por acompañarlo.

“Gracias ‘Lilita’ por acompañarme”, manifestó. Luego, exaltado y mientras miraba a Martín Lousteau, soltó: “Acá tienen los próximos gobernadores y al próximo jefe de Gobierno”.

En todo momento, Sanz quiso señalar que el frente UNEN se mantendrá fuerte de cara a las elecciones a pesar de las constantes tensiones entre sus referentes y los diálogos de algunos dirigentes con otros partidos políticos.

“Estamos obligados a ganar y nos vamos a acompañar hasta el final del camino”, recalcó el mendocino. Rápidamente, en alusión al kirchnerismo indicó que “los que hacen y construyen para su beneficio y ambición personal no lo entienden”.

Sus cuestionamientos y chicanas hacia el Frente para la Victoria fueron protagonistas del discurso y motivaron aplausos y gritos por parte de las tribunas del Luna Park que, se estima, alojaron a más de 10 mil personas.

“A los que usurparon el progresismo, se les cayó la careta”, sostuvo Sanz en orden de criticar al kirchnerismo y a sus dirigentes a quienes calificó como “clientelistas” y “corruptos”.

“Nos van a entregar el país en plena crisis y por hundirse”, evaluó. Continuando con su visión acerca de la actualidad económica del país, el senador nacional agregó que “no siquiera el oficialismo cree que al país le está yendo bien”.

“Llegó el momento de decir basta. ¡Basta!”, gritó como sacado Sanz en dos oportunidades, mientras la juventud radical coreaba: “se siente, se siente, Ernesto presidente”. Además, el presidente de la Unión Cívica Radical a nivel nacional dijo que el Gobierno Nacional “dividió dramáticamente a la sociedad argentina y produjo una política de amigo y enemigo”.

Para el mendocino, en 2015 “habrá un ballotage entre dos culturas políticas que son la del populismo y de la república democrática”. “No confíen en los que se presentan como renovadores y hasta ayer estaban felices en el barco”, señaló enviando un tiro por elevación al diputado nacional y líder del Frente Renovador, Sergio Massa, pero se olvidó que Martín Lousteau, otro ex kirchnerista, se encontraba en el acto y a escasos metros.

Sanz criticó la política económica del Frente para la Victoria en reiteradas ocasiones pero, cuando habló de la inflación, exhibió una crítica solapada e irónica al vicepresidente de la Nación, Amado Boudou en referencia al caso Ciccone.

“Se pusieron a hacer billetes y, de paso, se quisieron quedar con la máquina”, dijo el senador radical desatando las risas del público y de los dirigentes que se acercaron a escucharlo.

Entre otras cosas, Sanz dijo que “si soy presidente voy a convertir en ley la Asignación Universal por Hijo y parar el despilfarro”. Luego, argumentó: “Con lo que gasta el Gobierno en propaganda se le puede pagar el sueldo a 50.000 empleados”.

A su vez, en un momento peronista, propuso llevar adelante “un gran acuerdo nacional” para frenar la inflación. Como otros precandidatos de UNEN manifestó que el kirchnerismo “tiene un plan para copar y cooptar la Justicia”. En ese sentido, marcó que para paliar esa movida “voy a crear la Conadep de la corrupción”.

“Sería bueno que asuman este compromiso quienes dicen ser el cambio”, soltó en clara alusión a Sergio Massa y a Mauricio Macri. En seguida, para seguir con sus críticas a los precandidatos que no son de UNEN, pidió al público que “observe otros espacios y sólo verán personalismos y oficialismo tapados”.

Así como, en un momento del discurso, le pegó indirectamente a Sergio Massa, el radical tuvo tiempo para dedicarle unas palabras al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri. “En Buenos Aires hay más tragamonedas que escuelas”, dijo Sanz con un aire de indignación y haciendo referencia al acuerdo entre el PRO y el kirchnerismo para que la industria del juego, que tiene como principal empresario a Cristóbal López, avance en la Capital Federal.

“Llegó la hora de que en Argentina ganen quienes están sufriendo y pierdan quienes los están haciendo sufrir”, remató el mendocino hacia el final de su breve acto en el estadio Luna Park.

En Twitter, los seguidores se expresan con el hash #YoVoyConSanz.

“En el acto de Sanz hay wifi libre. Si lo elegimos habrá en todo el íspa. En las plazas de CABA hay? Ah porque habían dicho…”; “ya hay 10.000 personas en el Luna y habilitaron una pantalla exterior para la gente que no pudo entrar. Hay esperanza UCR2015″; y “Se abrieron las puertas del Luna. Se empieza a cerrar la época de la decadencia”; fueron algunos de los tuits de la gente que pasadas las 18 horas llegó al Luna de distintas partes del país.

Los que apoyaron a Sanz

Estuvieron presentes la diputada nacional Elisa Carrió, el diputado nacional Martín Lousteau y su parFernando Sánchez, quienes se ubicaron en el hemiciclo central, próximos a Ernesto Sanz. La diputada nacional de UNEN Carla Carrizo, a pesar de tener el mismo cargo, no corrió la misma suerte y la ubicaron recién en la tercera fila, juntos a los legisladores porteños del radicalismo.

El senador jujeño Gerardo Morales también se acercó al Luna Park, al igual que el dirigente de la UCR Luis Brandoni, el médico de la presidenta y hombre de confianza de Sanz, Facundo Manes, el dirigente Héctor “El Toty” Flores. A su vez, tuvieron su lugar frente al mendocino, el cantante Cesár “Banana” Pueyrredón, Javier González Fraga y el recientemente electo abogado del interior por el Consejo de la Magistratura y hombre de Sanz, Miguel Piedecasas.

Minutos antes de que se inicie el acto, en diálogo con Letra P, el diputado nacional de UNEN Lousteau resaltó la decisión de la coalición de centroizquierda de competir por su cuenta y de exhibir distintos candidatos para que “la gente elija”. “Las otras fuerzas políticas te dan un candidato cocinado, en UNEN dejamos que la gente entre a la cocina y elija por su cuenta”, enfatizó el ex ministro de Economía kirchnerista.

FUENTE:
LETRAP.COM.AR