"Todo está escondido en la memoria..." / Nota de opinión de Gustavo Barresi

El 15 de Diciembre de 1983, el Presidente Alfonsin aprueba el decreto 187, estableciendo la creación de la comisión nacional sobre la desaparición de personas de la Argentina (CONADEP) el objetivo fundamental del mismo y una de las propuestas de campaña fue aclarar e investigar la desaparición forzada de personas producidas durante la última dictadura militar en nuestro país.

Dicho estudio se denomino informe “nunca más” o también conocido informe “Sábato”, publicado luego en septiembre de 1984. El gobierno de facto, pergeño una inédita maquinaria del terror, a lo largo y ancho del país, el terrorismo de estado tuvo consecuencias irreparables en la vida de los argentinos a lo largo de este proceso militar devastando el tejido social de nuestra sociedad.

Para crear la CONADEP el gobierno tuvo que superar varios conflictos en el congreso, donde la tendencia era asignar las investigaciones sobre la desaparición de personas a una comisión interna.

Era tanto el temor a los militares que el Senado de la Nación no cumplió con designar sus tres representantes para la Conadep, como si lo hicieron los diputados.
Esta declaración es aun más meritoria, ya que desde el inicio de su trabajo enfrento muchas dificultades, que pudo superarlas, gracias al apoyo decidido de las entidades nacionales e internacionales de derechos humanos, la comisión trabajo aun en días feriados y fines de semana, hubo varios recambios en el personal que colaboro dado, lo abrumador de los relatos, el horror y espanto con que se sucedieron esos años duros, en la argentina.

Pero gracias al empeño de Ernesto Sábato, y organismos de derechos humanos algunos miembros de la comisión tuvieron la posibilidad de viajar al exterior y recibir las denuncias y el relato de los exiliados argentinos en,Francia, Suiza, España, Estados Unidos, México entre otros países.

Para ello la cancillería habilito “oficinas de denuncias” en las mayorías de las sedes diplomáticas del país en el exterior. Las repercusiones del trabajo de la comisión tomaron la primera plana de varios matutinos extranjeros y medios televisivos de todo el mundo,ello animó a cientos de exiliados a presentarse y cooperar con los investigadores. Pero no todo fue gratificante los integrantes de la comisión yen los lugares en que estos trabajaban fueron victima de insultos, amenazas de ex agentes de la represión, y publicaciones que los acusaron de “activar los odios y resentimientos, impedir el olvido, y no propiciar la reconciliación nacional”.

La CONADEP, luego de nueve meses de trabajo en los que reunió más de 50,000 páginas de testimonios y denuncias público su informe, bajo el titulo “Nunca Más”. Informe de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas”, allí dio cuenta de la desaparición de 8.960 personas, según denuncias debidamente documentadas y comprobadas.

La Conadep dejo abierta la posibilidad de que el balance final de las victimas aumentara, pues muchos otros casos quedaron en la etapa de investigación y verificación de datos.
Además de recibir e investigar las denuncias de secuestros y otros crímenes de la dictadura, la Conadep aportó un modo de ordenar la acusación y las responsabilidades de la represión terrorista de Estado por centro clandestino de detención.

Este criterio de agrupamiento fue asumido por la Cámara Federal que juzgó a las Juntas y también por la Fiscalía, integrada por Julio César Strassera y Luis Moreno Ocampo, que concluyó su alegato final con la Exhortación al “Nunca más”
Integraban la Cámara Federal los jueces Jorge Torlasco, Ricardo GilLavedra, León Carlos Arslanián, Jorge Valerga Araoz, Guillermo Ledesma y AndrésD’Alessio

El informe señalaba que en Argentina existían 340 centros clandestinos de detención, en donde las personas estaban en condiciones infrahumanas, sometidos a toda clase de tormentos humillaciones, se llevaron acabo centenares de nacimientos clandestinos en situación de riesgo para la madre como para los bebes en muchísimos de esos casos.

También la CONADEP difundió una lista de 1351 represores, entre ellos médicos, jueces, periodistas, obispos y sacerdotes católicos que actuaban como capellanes de los militares. La CONADEP tomo la iniciativa de presentar varias recomendaciones a los distintos poderes del estado, con la finalidad de prevenir, reparar y finalmente evitar la repetición de conculcaciones de los derechos humanos.

Entre sus propuestas y he aquí también en donde radica su ejemplaridad y compromiso con la vida la verdad y la justicia; porque la comisión puntualizó que la justicia siga investigando por esa vía, los delitos y atropellos a la libertad.

La creación de la importante labor del banco genético, que servirá no solo para este caso, sino para otros que tienen que ver con distintos delitos.

La entrega y asistencia económica a los que fueron víctimas y sus deudos, becas de estudio y trabajos a las familias de las personas desaparecidas, la CONADEP recomendó la enseñanza obligatoria de los derechos humanos en los centros educativos, la derogación de las leyes represivas existentes y la aprobación de normas legales que declaren como crimen de lesa humanidad la desaparición forzada de personas.

FUENTE:
GUSTAVO BARRESI / JR CONVICCIÓN Y LUCHA - LA MATANZA (Bs. As.)