ENTRE RÍOS: sobre el "Narcochofer": "No alcanza con reaccionar tarde", dijo Arralde

“La presencia de un narcotraficante en el entorno del Gobernador Urribarri es una noticia alarmante que profundiza la desconfianza ciudadana sobre el verdadero combate al narcotráfico desde el poder”, lanzó el Presidente del Congreso de la UCR el sansalvadoreño Juan Carlos Arralde, al serle consultado sobre el asunto que escandalizó a la opinión pública en la semana pasada.- 

“Que los entrerrianos nos vengamos a enterar por los medios que uno de los 5 choferes de la Gobernación fue detenido con 20 kilogramos de cocaína en su poder en mayo pasado, que el propio Gobierno ocultó la información y que sólo después de hacerse público haya desvinculado a Marcelo Acosta de su área es un síntoma que profundiza aun más la sospecha de los vínculos entre el poder y la droga”, concluyó Arralde.

El ex senador radical se ocupó igualmente de señalar que sólo la Justicia debería aclarar este oscuro episodio, pero que no alcanza con reaccionar tarde y sólo cuando los medios hacen público un hecho que se mantuvo silenciado por la propia decisión oficial del Gobierno.- 

“El asunto no pasaría de ser un hecho aislado si no fuera porque existen antecedentes de funcionarios públicos procesados por facilitar el tráfico de 40 toneladas de efedrina como José Granero, titular del SEDRONAR, la sospecha de dinero del narcotráfico en la campaña presidencial de la mismísima Cristina Kirchner en 2007,1500 pistas de aterrizaje clandestinas en el país que nadie controla y encima ahora con la propuesta de despenalizar el consumo de drogas elaborada por el cura Molina de la SEDRONAR”, analizó el dirigente radical.- 

“¿Quién cuida el entorno de Urribarri que además quiere ser candidato a Presidente pero no puede controlar a un chofer que traslada cocaína? ¿ Quién se toma el trabajo en el Gobierno de analizar los antecedentes de esta gente que le maneja nada menos que el coche oficial al Gobernador ?No es un delirio todo esto?”, se preguntó el abogado sansalvadoreño, para finalizar afirmando que “El silencio del propio Gobernador Urribarri sobre el tema no solo no ayuda sino que alimenta las sospechas que la sociedad ya tiene sobre las relaciones entre el poder, los negocios y el narcotráfico.- Lamentable”

FUENTE:
RECINTONET.COM