BUENOS AIRES: la UCR de Tandil repudia actos antidemocráticos en Venezuela

"Atentos a los acontecimientos acaecidos en la hermana República de Venezuela y que en el transcurso de Las últimas horas se han agravado profundamente y han dejado el triste saldo de varios ciudadanos fallecidos y numerosos heridos y detenidos; el bloque al que pertenezco desea manifestar expresamente en el transcurso de esta sesión extraordinaria lo siguiente: 

Que el gobierno venezolano es un gobierno democráticamente elegido y que siempre debemos bregar por el sostén inclaudicable de las instituciones legítimas que se desempeñen en el marco de la Ley. 

Que en los últimos tiempos estamos siendo testigos de gestos antidemocráticos, de intolerancia, teñidos de cierto revanchismo y que parecieran buscar la persecución de quienes desean expresarse libremente en las calles de Venezuela.

Que entendemos que no se debe responder a la protesta, ni a los hechos ó actitudes cometidos por sujetos aislados, ejerciendo más violencia contra personas, grupos de personas, medios ó instituciones porque no es éste el camino pacífico que debemos pregonar.

Que el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ya ha pedido “una investigación inmediata, exhaustiva e imparcial sobre la muerte de los tres manifestantes en Caracas y el uso excesivo de la fuerza” (ésto en relación a lo ocurrido el pasado 12 de febrero).

Que el Secretariado General de la OEA “condena enérgicamente los hechos de violencia que tuvieron lugar en la República Bolivariana de Venezuela en el día 12 de febrero y exhorta a todos los actores a evitar nuevas confrontaciones que puedan agravar las tensiones existentes provocando más víctimas.”

Que el Secretario Regional de la OEA llamó a las autoridades pertinentes a realizar una investigación “veraz, objetiva y transparente, que determine la responsabilidad de las muertes y de los heridos, de acuerdo con las leyes del estado venezolano, por los Tribunales de Justicia, con respeto a los derechos humanos y las garantías del debido proceso.”

Que la Unión Europea, a través de su Alta Representación para la Política Exterior, ha expresado mucha preocupación por la crisis política que atraviesa Venezuela y ha advertido sobre la necesidad de proteger las vidas de los venezolanos y de respetar las libertades instando a las partes a que desarrollen un “diálogo pacífico subrayando que la libertad de expresión y el derecho a la participación en manifestaciones pacíficas son esenciales para el fortalecimiento de las democracias.”

Que durante la Presidencia del Dr. Raúl Alfonsín, y por la voluntad inquebrantable de ese Presidente que buscó establecer las bases firmes de la recuperación del sistema democrático en Argentina impulsando el proceso de democratización regional, resolviendo cuestiones limítrofes, promoviendo una mayor capacidad negociadora frente a las grandes potencias y evitando regenerar la concepción de la seguridad nacional; se cimentaron las bases fundacionales del MERCOSUR, alentando, sosteniendo y fortaleciendo a ese organismo internacional, desde la Declaración de Foz de Iguazú del 30 de Noviembre de 1985, suscripta por el Presidente argentino y su par del Brasil, José Sarney.

Que ese mismo MERCOSUR acaba de expresar sus “condolencias con los familiares de las víctimas fatales fruto de los graves disturbios acaecidos” y llamó a “continuar profundizando el diálogo sobre los problemas nacionales, en el marco de la institucionalidad democrática y el estado de derecho, con todos los sectores de la sociedad incluyendo parlamentarios, alcaldes y gobernadores de todos los partidos políticos representados”.

Que varios países latinoamericanos y líderes políticos de la región pertenecientes a los más diversos sectores del arco político, han expresado su preocupación por las escalada de violencia que ya se ha cobrado varias vidas.

Que nos nutrimos en la historia centenaria de la Unión Cívica Radical y rescatamos hoy más que nunca aquellas palabras del Dr. Hipólito Yrigoyen cuando expresó: “los hombres deben ser sagrados para los hombres y los pueblos para los pueblos”.

Que nuestro bloque, en consonancia a lo ya expresado públicamente por las autoridades nacionales de la UCR, rechaza con firmeza la existencia de grupos de choque destinados a atacar a manifestantes populares, llegando incluso al nivel de ordenar la captura de dirigentes políticos no oficialistas, lo cual implica un retroceso en la cultura política latinoamericana y un agravio a la calidad democrática de la región, remitiéndonos a conductas autoritarias que ya creíamos superadas.

Que debemos apoyar todas aquellas acciones que se orienten a asegurar la inmediata libertad de líderes políticos, estudiantiles, religiosos y sindicales en Venezuela garantizando el imperio de los derechos políticos y civiles en dicho país.

Que distintas fuerzas políticas argentinas, incluyendo a la UCR, han solicitado a la Internacional Socialista el inmediato envío de una delegación de representantes de todos los partidos miembros de América Latina y el Caribe para solidarizarse con las víctimas de la represión, sus familiares y para realizar todas las acciones internacionales destinadas a que se respete el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Por todo lo antes expuesto, el Bloque de Concejales de la Unión Cívica Radical y Frente Cívico y Social representado en este Honorable Concejo Deliberante decide: 

a) Repudiar enérgicamente todo tipo de violencia, ya sea ésta, física, intelectual ó verbal, provenga de donde provenga y que atente contra el orden democrático y la convivencia civilizada dentro de la sociedad venezolana respetando siempre el pleno imperio de la ley y con las debidas garantías para la libre expresión y manifestación de quienes, obedeciendo las reglas del orden democrático, necesiten, deseen y quieran expresarse libremente. 

b) Rechazar con el mismo énfasis toda expresión, actitud, gesto ó declaración realizada por cualquier individuo, agrupación ó colectivo que, desde espacios de la sociedad argentina, alienten a la división, el enfrentamiento, el revanchismo y la violencia y no contribuyan a fomentar los necesarios puentes de diálogo, consenso, pacifismo y voluntad de construcción plural en el marco del fortalecimiento de las instituciones democráticas.-

FUENTE:
CAROLINA GUTIÉRREZ
CONCEJAL UCR TANDIL (Bs. As.)