D'Agostino: "El cambio de la capital no tiene una solución en si mismo"


Continúan las reacciones tras los dichos del presidente de la Cámara de Diputados de la nación , Julián Domínguez, quien durante una entrevista esta semana planteó la posibilidad de trasladar la capital del país al interior, mientras se acrecientan los rumores de que Santiago del Estero sería la sede elegida por el legislador kirchnerista para su proyecto.

El Diputado nacional , Jorge Marcelo D´Agostino en diálogo con www.microfonodigital.com , dijo que el cambio de capital, no tiene una solución en sí mismo y que no se puede tratar a la ligera, sin un plan y un método consensuado para que se logre con éxito la mudanza.

El legislador vialense además expreso que … “ Confirmo que la idea hecha pública por el Diputado nacional Domínguez, no ha sido materializada como proyecto, de manera que no se hay más que un título “.

Desconocemos el desarrollo de la idea, el costo, qué administración se prevé mudar, el lugar de la locación etc., de manera que aún no se puede emitir una opinión respecto de lo anunciado que fue llevar la Capital Federal al norte, más cerca del pacifico para acelerar el intercambio con China, lo que a primera vista no parece un argumento atendible, ya que el lugar de la toma de decisiones no acelera ni desacelera los negocios internacionales, puntualizó D´Agostini 

Todos recordarán que nuestro gobierno en 1986 intento el traslado de la Capital a Viedma, pero la idea se desarrolló en otro contexto, de iniciación institucional de la República, del arranque de un nuevo Estado democrático y la recomposición geopolítica de la Argentina, lo que finalmente no se concretó por que se priorizó la inversión en atender la crisis económica, aunque tuvo aprobación en ambas cámaras.

E Legislador nacional remarcó que , “ la ciudad de BsAs es Capital de la República Argentina por una ley de 1880, en cuyo debate Leandro Alem se opuso a la capitalización, profetizando las maldades de la centralización del poder en la ciudad mas grande del país. Deben ser claros y contundentes los objetivos que empujen a cambiar. 

Brasil cambió San Pablo, por Brasilia. Bolivia, tiene su Capital constitucional en Sucre, pero las instituciones nacionales residen en su capital administrativa que es La Paz. Muchos países por diferentes cuestiones cambian la residencia del gobierno. Por ahora y con el contexto caótico de la Argentina, con rutas cortadas, levantamientos policiales, inflación ahogante y un gobierno que está agotado de su autoridad, y a meses de la discusión presidencial, es imposible pensar que se logre un amplio y armonioso debate para el cambio de la sede. 

Creo que el cambio de capital, no tiene una solución en sí mismo y que no se puede tratar a la ligera, sin un plan y un método consensuado para que se logre con éxito la mudanza , finalizó diciendo D´Agostino

FUENTE:
MICROFONODIGITAL.COM