“No estamos contra nada ni nadie, sino con todos y para el bien de todos”

Con esta frase de Don Hipótico Yrigoyen, la Juventud Radical Nuevos Vientos, elevó un comunicado en relación a los festejos de los 30 años de la vuelta a la Democracia y los hechos de violencia acontecidos días pasados.

El mismo dice textualmente:
Democracia que se reinventa cada día; democracia que se profundiza o se debilita a partir de la acción u omisión de los actores sociales que las conforman. Al decir actores sociales somos conscientes de que los mismos actúan e interactúan en esta democracia a partir de intereses específicos y de relaciones de poder; detentan el poder. 

Por ellos queremos explicitar fervientemente que cualquier acto de acción u omisión se encuentra altamente cargado de sentido, de un sentido político; este hacer o dejar de hacer tiene una intencionalidad que marca el rumbo de la sociedad a la que apuntamos; y por tanto deviene éticamente en una responsabilidad política que debemos exigir y asumir.

Esta Juventud Radical Nuevos Vientos no piensa dejar pasar por alto el escandalosovacío político que se produjo frente a los pesarosos acontecimientos que sacudieron la provincia y el país en los últimos días. 

En esta democracia que se pretende como reivindicación de los derechos de este pueblo argentino solo pudimos vislumbrar que las muertes, los saqueos, los enfrentamientos armados y el alto grado de violencia social, no merecieron para los funcionarios oficialistas otra cosa que no sea la especulación política; la minimización de las consecuencias y expresiones sin sentido que se convertían en una nebulosa que soslayaba los intereses del pueblo. 

Mientras algunos mataban, morían, atacaban, resistían, saqueaban, eran saqueados; quienes se adjudican la representación popular se escondían cobardemente detrás de frases sin sentido que referían a jugadas políticas, intereses particulares, silencios de la oposición; mientras pueblos enteros bailaban penosamente al compás de balas y palos, otros bailaban alegremente en un festejo que cual mundial del 78 no cumplía otra función que no sea la de una vidriera siniestra; mientras algunos de nuestros ciudadanos llenaban sus gargantas con gritos de dolor, estos funcionarios llenaban minutos al aire con frases que evadían la responsabilidad que el pueblo argentino les encargo.

[“…Que Dios y la Patria me lo demanden.”]

Y esta patria se ha cansado de gritarle a un grupo de sordos políticos. La patria demanda que se hagan cargo; y nosotros jóvenes pertenecientes a esta Unión Cívica Radical –que dio voz a la patria- exigimos que se hagan cargo de la Nación que tenemos.

Vaya paradoja: mientras uno de los máximos exponentes de este gobierno se asombra ante el silencio de la oposición –entendemos, reclamando voces- nosotros, una juventud que habla, nos sorprendemos de sus oídos sordos ante los pedidos del pueblo.

Exigimos que el Poder Ejecutivo Nacional y el Poder Ejecutivo Provincial se responsabilicen acerca de los acontecimientos antes denunciados, que se den a conocer cifras exactas y reales de los damnificados y víctimas fatales de estos sucesos y emprendan las acciones necesarias para la reivindicación de los derechos vulnerados.

Tengamos en cuenta que durante la espera crecen los costos del no hacer.

“No estamos contra nada ni nadie, sino con todos y para el bien de todos”  H. Yrigoyen

FUENTE:
PRENSA JUVENTUD RADICAL NUEVOS TIEMPOS