Gerardo Morales “Tenemos el compromiso de lograr una ley que proteja a hijos/as de madres víctimas de femicidio”

El senador nacional Gerardo Morales se comprometió a promover una ley que establezca la pérdida automática de la patria potestad de los padres femicidas y asumió el compromiso de impulsar -en el debate sobre reformas al Código Civil- una modificación en tal sentido.

Morales efectuó este anuncio en el marco de una actividad organizada por el Instituto de Políticas Públicas que contó con la participación de la Coordinadora de La Casa del Fabiana Tuñez, quien presentó el libro “Por ellas… cinco años de informe de femicidios”. De acuerdo a los datos relevados por la institución entre 2008 y 2012, en Jujuy se produjeron 31 femicidios. Todos los datos consignados han sido obtenidos del análisis de los casos relevados por el Observatorio sobre Femicidios en Argentina “Adriana Marisel Zambrano” una joven jujeña asesinada por su pareja en 2008.

Durante su intervención el senador Morales valoró el trabajo de La Casa del Encuentro y agradeció a Tuñez su arribo a Jujuy para compartir la información registrada sobre femicidios, la forma más extrema que adquiere al violencia de género.

DEUDAS DEL ESTADO
El senador jujeño, en este contexto destacó los avances producidos en la lucha contra la violencia de género, entre otros la sanción de la Ley 26485. “Sin embargo, a 4 años de la sanción de la ley, hay incumplimientos notorios, tanto en lo que se refiere a políticas públicas como a la evaluación de las mismas”.

Resaltó Morales que “no se ha diseñado ni implementado el Plan Nacional de Acción: para la prevención, asistencia y erradicación de la violencia contra las mujeres. No conocemos sus principales lineamientos ni las acciones realizadas y los avances logrados en la implementación del mismo establecidos en el Art 9 inc. a de la Ley 26.485”.

Por otra parte, “no se implementó el Observatorio establecido también en la Ley 26.485. Si bien su constitución fue anunciada en los medios de comunicación, ha desaparecido cualquier información del Observatorio s/ Violencia de Género de la Página Web del Consejo Nacional de las Mujer, habiendo recibido numerosas recomendaciones nacionales e internacionales para que se ponga en funcionamiento un sistema confiable de recopilación e información de datos”.

Tampoco se han implementado “campañas de difusión pública para la sensibilización de la población contra la violencia”, no sólo establecidas en la ley de protección integral, sino también en la ley de medios, donde se deben provecer los medios oficiales para las campañas de interés de la población en los medios de comunicación”.

Además, agregó Morales, “no se ha Cumplimentado la resolución 3134/ 12 de Senadores donde se solicita al Ejecutivo nacional, que en cumplimiento de la ley 26 485 realice campañas de difusión para erradicar la violencia de género en Futbol para Todos, Automovilismo para Todos y Deportes para Todos, y la Declaración 31337/ 12 del Honorable Senado de la Nación, a partir de la cual se indica al Ejecutivo Nacional que se gestione ante la AFA que se denomine a algunos de los campeonatos televisados en Futbol para Todos “Wanda Taddei, contra la violencia en todas sus manifestaciones y ámbitos” .

Por último, Morales señaló que desde el radicalismo “hemos denunciado, en pedidos de informes y ante el jefe de Gabinete, la falta de información estadística sobre violencia de género” y observó que no “se ha implementado el Registro Único de Casos de Violencia Contra la Mujer”.

En ese contexto, el senador Gerardo Morales, valoró el trabajo que realiza “La Casa del Encuentro” que permite tener información víctimas de femicidio directas y colaterales.

Esta situación puesta en evidencia por el libro “Por ellas” que estamos presentando hoy en Jujuy pone de manifiesto la falta de politicas publicas, Y tambien la deuda inmensa que el estado tiene contra esta pandemia. Sin datos ni estadísticas propias, todo el esfuerzo esta centrado en el accionar de organizaciones como el Observatorio de Femicidios Adriana Marisel de Zambrano.

Y en particular, valoró el aporte del libro “Por ellas… Cinco años de informes de femicidio” que no sólo revela una tragedia evitable que tiene como principales víctimas a las mujeres, sino que revela también que “niños y niñas, pueden morir pero también que pueden quedar desprotegidos y a merced de las leyes vigentes pueden ser, como hay riesgo en el caso Zambrano, restituidos a los femicidas de sus madres”.

El senador Gerardo Morales se comprometió a “introducir en la Cámara de Senadores, apenas empezado el período 2014 un proyecto para incorporar como causal de pérdida y suspensión de la patria potestad para el caso de los padres que cometen delito de femicidio contra la madre de sus hijos o hijas”.

“Esta propuesta –resaltó- está en consonancia con la incorporación del delito de femicidio en el Código Penal, que fue sancionada como ley 26.791 el 14 de noviembre del 2012. Su principal finalidad radica en la necesidad de proteger a los niños y niñas menores de edad víctimas del femicidio de su madre en manos de su propio progenitor”.

La incorporación de la doctrina de la protección integral, consagrada en nuestra legislación por la ley 26.061 que privilegia el interés superior del ninño/a impacta en toda la legislación por medio del reconocimiento a los niños como titulares de derechos.

Todo ello produce un cambio sustancial en las relaciones del Estado con la infancia y de los adultos con los niños y niñas, las políticas públicas deben tener en miras que estamos ante “sujetos en formación” con capacidad de representarse a través del abogado del niño, con todo lo que ello implica,

En consonancia con la política criminal de punir con una figura autónoma la violencia contra la mujer en su expresión extrema, no podemos desconocer la realidad de que sus hijos reconstituyen en victimas de ese delito, y no deberíamos dejar de proteger la integralidad en el desarrollo de esos niños y niñas quienes por cuestiones de tiempo de vida son los más vulnerables y sobre quienes debemos focalizar nuestros esfuerzos atento a sanear los daños, evitar la re-victimización y garantizar una vida lejos de la violencia.

La pérdida de la madre por acción del padre implica un gravísimo conflicto en el vínculo y está contraindicado imponerle a niños y niñas víctimas la presencia del condenado o que éste mantenga algún tipo de poder sobre sus vidas (Patria potestad) ya que estaríamos prolongando el maltrato a las hijas e hijos que fueron víctimas presénciales de actos de violencia contra su madre que terminaron con su vida.

“El espíritu de este proyecto es proteger a las niñas y niños víctimas de violencia, generar una especie de prevención y asegurar una niñez lo mas saludable posible”, respetando el derecho del niño o niña a ser escuchados, con las garantías de debido proceso. Esto en virtud del interés superior que reclama que las decisiones que los afectan no se tomen a sus espaldas y que sean parte de los litigios que los involucran.

“De esta manera, impulsaríamos el compromiso de cortar de plano el circulo de violencia en la que fueron inmersos por el sexismo, que mata a las mujeres pero también a su niños y niñas, de manera cruel y despiadada y sin la contención de las políticas de Estado que permitan erradicar la violencia de género de nuestras vidas”.

FUENTE:
SENADOUCR.GOV.AR