Enrique Vaquié: La reforma fiscal debe promover el desarrollo

El Diputado Nacional Enrique Vaquié (UCR-Mendoza) expuso junto Alfonso Prat-Gay y Julio Cobos respecto a la necesidad de encarar una reforma tributaria y las propuestas del espacio que integran sobre la forma que esta debería tener.

Para Vaquié, “la reforma fiscal no tiene que estar regida por el objetivo de recaudar más o recaudar menos, tiene que ser diseñada como un instrumento para el desarrollo sustentable e integrador. Solo puede funcionar si se la entiende como política de estado. Si se entiende como efímera o partisana está condenada al fracaso, al menos en el objetivo fundamental de proveer incentivos a la inversión, a la producción, al trabajo en blanco”.

Explicó que “la reforma tributaria de Cavallo eliminó una serie de tributos considerados distorsivos (derechos de exportación, reducción derechos de importación, impuesto de sellos) y privatizó parcialmente la seguridad social. Durante la crisis, se reinstauraron casi todos los tributos eliminados en un contexto de emergencia que redundó en que hoy la Argentina tiene una presión tributaria consolidada en el entorno del 40 % del PBI mientras en 2003 era de 24 %”.

Vaquié afirmó: “La economía en negro ha sido el talón de Aquiles del proceso de reparación social que se ha intentado en estos 10 años de crecimiento económico. Es en los márgenes de la economía formal donde se dan los ajustes más brutales y reina la absoluta indefensión de los trabajadores. Una reforma fiscal progresista es la que alienta al crecimiento pero que lo canaliza dentro de la economía formal para que se transforme en desarrollo”.

Para el diputado radical la reforma fiscal debe ser sensible a la situación que están pasando las economías locales ya que las políticas macroeconómicas que aplica el gobierno nacional no reparan en sus efectos federales, “no consideran si se arruinan producciones locales enteras, que se pueden destruir en un segundo pero que les ha llevado a los productores toda una vida de trabajo duro para generarlas”.

Además, Vaquié destacó que el debate por la reforma fiscal “debe llegar a la gente, debe convocar a los actores de la sociedad civil, a la universidad, a los formadores de opinión. Que la gente se involucre, se informe, participe, demande a sus representantes respecto a la reforma es también el primer paso para cambiar la cultura tributaria de la sociedad, que resulta clave para el éxito de la nueva estructura impositiva”.

FUENTE:
DIPUTADOS.UCR.ORG.AR