HACIA UNA "DICTADURA PERONISTA" La Nota de Opinión de Eduardo J. Spraggon

No hay racionalidad en el gobierno fuera de la ruta que se estableció de antemano para destruir al la República Argentina en su totalidad. El espíritu peronista del gobierno es destruir para reconstruir sobre la miseria. La ambición por aniquilar la Democracia siempre fue la música pendular que oxigeno al peronismo. 

La batería de medidas para controlar, y castrar a la sociedad siempre estuvo en el espíritu de este régimen. El deseo de tragarse a todo el mundo por las buenas o por las malas, fue, es y será la intima y ultima convicción y condición para estampar el estigma del odio de todo aquello que no sea peronista.

No es preocupación del gobierno si alguno de sus funcionarios es un psicópata y tiene ataques de insania por deficiencias estructurales de la mente. Todo vale, lo importante es empujar a los enemigos al abismo si no se quieren ir del país.

Hay que comprender de una vez, la indefensión en que nos ha colocado la Democracia frente al poder del Estado. No hay forma de parar esta envestida contra los derechos, sino tenemos a un Poder Judicial que se le plante al Poder Ejecutivo. Si el campo no reaccionó en forma contundente ante la agresión a su sector debe tomar en cuenta que día a día va a ser peor.

Sin Poder Judicial contundente el ciudadano está indefenso. Y lo más probable es que comencemos a transitar por el camino de la violencia física. Violencia que no fue provocada por el pueblo, por el contrario es provocada diariamente por este gobierno que jamás descansa por hacer daño. 

Sin duda alguna que el sector empresarial que se mantuvo al margen de la envestida del gobierno y no fue afectado en su sector, y por el contrario se beneficio en forma particular, y es cómplice de toda esta mecánica de desmantelamiento de todos aquellos que no quiere compartir ni las ideas ni la conducta oficial, algún día se hagan cargo de sus mezquinos intereses.

El pueblo va a demandar con carácter de urgente que el sindicalismo junto al pueblo todo, inicie una lucha sin cuartel en todos los sectores de la vida del trabajo. Va a haber sectores que deben comenzar huelgas por tiempo indeterminado y que logren torcerle el brazo a la terquedad y a la prepotencia.

Si se va a consolidar una tiranía como en la época dura de Perón se iniciara la resistencia adecuada para contrarrestar esa acción. TODA ACCION TIENE UNA REACCION.
Hay que sacarse la careta de una vez y decir las cosas por su nombre porque las naciones no se hicieron por tibios y tampoco la pueden defender los tibios.

En cada acto político debemos arengar para afilar el pensamiento en defensa de la Democracia, y de nuestro partido, como la conocemos y no como la quieren disfrazar para transformarla en una Dictadura.

Cuando hacemos referencia de esta posibilidad de generar por parte del gobierno un Dictadura Democrática no constituye otra cosa que la dominación encubierta de un pequeño núcleo de un Poder Político Faccioso y Burgués. De un lado debemos estar aquellos que estaremos en la resistencia pero sin los tibios y del otro los que nos quieren someter a una Dictadura Peronista.

No seamos más hipócritas y digamos las cosas como son en la Argentina, ya no es más la Republica que vivíamos. Aun, con todos los problemas económicos que siempre tuvimos, pudimos salir a flote. Esta Republica Argentina que pretenden hacer crecer, trae en sí misma el engendro de humillar, y esclavizar a sus ciudadanos. 

Este manual del peronismo totalitario pretende que sean unos poquitos en el poder, con un Ejercito de bateadores y un amontonamiento de zombis.

El peronismo ahoga, hambrea, extorsiona, va por todo, empobrece, desprotege, no hay mas verticalidad, ni el día de la lealtad, hoy todavía la violencia no es armada es verbal.
¿Por qué volvimos a la intemperancia peronista? Será acaso una maldición que nuestro país siempre vuelve para atrás, a ahogar a su propio pueblo. Siempre regresa para privatizar o nacionalizar. 
Siempre regresa a para cercenar derechos, atropellar, y o aniquilar sectores de la producción.

Ya no hay más inprescindibilidad para los actos de gobierno peronista. Estando en el gobierno el Peronismo liberal fundió a la mitad del sector productivo. Ahora con un Peronismo populista cultural cercena derechos fundamentales y destruye al país hasta sus raíces más profundas. 

La sociedad ha demostrado en estos años que acepto de buena fe que desde el poder se traficara con los mitos, y como en todo crecimiento el dolor es la forma de aprendizaje más rápido. Hemos estado transitando un camino de conflicto, de miseria, y ahora le toca el turno a la opresión.

Este es un gobierno que no tiene un líder...
La piedra angular de un líder es su inteligencia, su creatividad, y su organización. Sin todo esto, solo es un fantasma dentro de una pesadilla. La pregunta que sabiamente el pueblo se realiza es, ¿por qué huyen del fantasma? Porque el problema es el ALMA. Si un líder no tiene grandeza en el alma termina siendo solo un espectro. Este gobierno es un amontonamiento de espectros.

Ni a la mente mas afiebrada se le hubiese ocurrido desde 1983 avanzar sobre la libertad de las personas. Pero bueno así es nuestra sociedad. Todavía cree en los mitos. Es hora de despertar y vivir la realidad y todos unidos, siendo UNO generemos en todos los espacios que ocupamos un solo grito ¡NI UN PASO MÁS!

Nuestra Cruzada es una cruzada por la vida en libertad, en creatividad, y para mejorar la calidad de vida de todos los que habitan honestamente esta tierra dentro de la ley.
En 10 años este gobierno ha demostrado su intencionalidad de destrucción Institucional y Económica del País, y por lo tanto no son, ni tan derechos ni tan humanos.

Salud. Un gran abrazo Radical.
Eduardo Julio Spraggon

FUENTE:
CRUZADARADICAL.ORG