LA UCR, LAS PASO Y LOS "ESCRIBIDORES" - LA NOTA DE OPINIÓN DE PABLO OROÑO

La Unión Cívica Radical es el único partido político de la República Argentina donde sus autoridades se eligen democráticamente. Esto sucede en cada comité de cada ciudad, dónde, cada dos años se renuevan autoridades y los afiliados pueden elegir y participar para ser elegidos por los afiliados del partido. Es una sana costumbre que otros partidos no cumplimentan, prefiriendo el “dedo del amo”, o el calor del poder, como quieran llamarlo.

El sistema electoral de las P.A.S.O. permite a cada partido político presentar todas las listas que los afiliados quisieran para elegir cargos nacionales (presidente, senadores, diputados). 
Para ello, el estado se hace cargo del costo de las boletas de cada candidato y cede espacios televisivos y radiales a los efectos de la propaganda electoral. Esto significa, lisa y llano, que cada ciudadano integrante de un partido político puede presentar una lista para ser elegido y el propio estado solventa la campaña.

El sábado 22 de junio se cerró el plazo para presentar precandidatos a senadores y diputados nacionales.

En la Provincia de Entre Ríos, salvo el F.A.P. (Frente Amplio Progresista, alianza del P.S. con el Gen) que presenta tres listas de precandidatos a diputados y senadores, no habrá internas. 

El resto de las agrupaciones políticas concurre con listas únicas. 
Esto incluye a la Unión Cívica Radical, donde, pese a notificaciones, amagos y presiones, solamente se presentó una lista de pre candidatos a senadores junto a una lista de pre candidatos a diputados. 

Resulta llamativo que existiendo tantas críticas al “oficialismo” partidario no hayan podido concordar una lista que solamente incluía a 14 personas como pre candidatos.-
Como información, vale mencionar que en otros distritos, el radicalismo (solo o en alianzas) aprovechará el sistema electoral de las P.A.S.O. para elegir DEMOCRATICAMENTE a sus candidatos.

Por ejemplo, en Santa Fe, a la lista del oficialismo partidario del F.P.C. y S. encabezada nada menos que por Binner y Barletta se le opone otra lista encabezada por el intendente de Santo Tomé.-

En Córdoba habrá tres listas, una de las cuales parece correr con ventaja, ya que es encabezada por el actual diputado Oscar Aguad y cuenta con el apoyo del intendente de la ciudad de Córdoba (Ramón Mestre). Pese a ello, habrá dos listas más de precandidatos.-
En Mendoza además de la lista encabezada por Julio Cobos habrá otra lista que se presenta a los efectos de dirimir en las urnas quien representa a la U.C.R. mendocina.-

Y para terminar con los ejemplos, en Tucumán (el reino de los Alperovich) habrá nada menos que 6 listas de radicales (una encabezada por el actual senador José Cano como precandidato a diputado).-

Extrañamente, en Entre Ríos no habrá internas, pese a manifestar tantas diferencias con el oficialismo partidario.
Por eso, no entiendo algunas cosas que he leído en estos días, por este mismo medio que tantos correligionarios aprovechan para mantenerse en contacto y algunos pocos para criticar, ironizar, destruir.

Jamás para construir, mucho menos para tener el coraje de presentar aunque sea una lista que finalmente demuestre quienes merecen representar al partido. 

Estos “escribidores” de su realidad (no merecen llamarse escritores) apuestan al fracaso de la solitaria lista como única manera de demostrar a quien representan, o dicen representar: tienen miedo que una interna abierta demuestre cuantos ciudadanos apoyan sus ideas. 

Entonces critican, ironizan… en fin: son funcionales al peronismo gobernante.
Hace 3 días no puedo dejar de preguntarme: ¿Por qué no presentan una lista? ¿No son capaces de darse cuenta que las P.A.S.O están para dilucidar las diferencias partidarias? ¿Por qué los correligionarios de Santa Fe, Córdoba, Mendoza, Tucumán (habrá más seguramente) pueden dirimir diferencias por el voto y en Entre Ríos sólo pueden escribir en Facebook?

En estos tres días no encontré la respuesta adecuada, pero sí alguna posible respuesta: o bien son incapaces o solamente tienen miedo…

FUENTE:
Dr. PABLO F. OROÑO