LA U.C.R. Y EL DÍA NACIONAL DE LA MEMORIA, LA VERDAD Y LA JUSTICIA

Hablar de este día, es hablar de los años más oscuros de la historia argentina. Es hablar de torturas, dolor y muerte, de arrebatar así como así, tantas vidas con el sólo propósito de reprimir el deseo interno del hombre: la libertad y más aún la democracia, algo indispensable para que todo país funcione. 

Aquellos años, en los que pensar distinto y decirlo, bastaba para formar parte de una “lista negra”, fueron años difíciles para muchos ciudadanos. Estudiantes universitarios que luchaban por sus derechos, hombres y mujeres trabajadores que pretendían mejores condiciones para su labor, y la actividad pública de la política, hicieron que quienes se habían auto proclamado gobernantes, tomaran la decisión literal, de eliminar aquello que era una posible"piedra" en el camino de lograr sus objetivos. 

Hoy, con estas sencillas palabras, queremos recordar a esos correligionarios que sufrieron aquellos años de horror. Entre muchos militantes anónimos, resaltamos a los más conocidos y que han trascendido a lo largo de estos treinta y tantos años… 

SERGIO KARAKACHOFF 
Nacido en la ciudad de La Plata (Bs. As.), fundador y activista del Centro de Estudiantes del Colegio Nacional, participando además, en la conformación de la Federación de Estudiantes Secundarios Democráticos. Dirigente de la Agrupación Reformista “Unión Universitaria”, llegando a ocupar, la Presidencia del Centro de Estudiantes de Derecho. fue convencional nacional y candidato a diputado nacional, aportando sus ideas en beneficio del funcionamiento y modernización de la estructura partidaria.
La oratoria fue su medio para comunicar a sus correligionarios y amigos la necesidad de defender la Justicia, la Libertad y los Derechos Humanos, condenando con claridad la violencia y haciendo un llamado a las fuerzas populares para lograr políticas de consenso en beneficio de las grandes mayorías, esta postura política hizo que le costara la vida." 

 MARIO ABEL AMAYA 
Secuestrado de su domicilio por orden del Gral. Vilas. 
Fue militante universitario reformista, y luego de recibido se dedicó a asesorar a trabajadores y sindicatos. Diputado Nacional por Chubut. Compañero de bancada de Osvaldo Álvarez Guerrero, y amigo, estaba en la mira de los asesinos igual que el Senador Nacional, también por Chubut, Hipólito Solari Yrigoyen, igualmente martirizado y luego exiliado. 
Como parte de ese rol, comenzó desde 1970 a defender a los presos políticos detenidos en la Cárcel de Rawson, entre ellos al dirigente AGUSTÍN TOSCO.  Esa actitud de lucha frente a la injusticia, su constante preocupación ante la pobreza y la marginalidad, y su convicción democrática le costaron la vida. 

HIPÓLITO SOLARI IRIGOYEN
Perseguido, proscripto, detenido, desaparecido, torturado y exiliado, son algunas de las condiciones que debió sobrellevar. Ha sido y es, uno de los dirigentes de nuestro país que más y mejor conoce dos de las problemáticas fundamentales que han marcado a la democracia argentina desde 1983 a la fecha: el primero es la violación de los derechos humanos por parte del terrorismo de estado, encarnado en fuerzas militares, para militares y de seguridad, como así también el juzgamiento de sus responsables. El segundo punto y no menos destacado, es el reclamo de la soberanía argentina sobre las Islas Malvinas, un tema en el cual Solari Yrigoyen ya era un especialista antes que los militares del último proceso encarnaran la locura de un enfrentamiento bélico con el Reino Unido. 
Por gracia de Dios, -como muchas veces se dice- él es uno de los pocos que vivieron para contarlo.

ANGEL GERARDO PISSARELLO 
Abogado brillante. Embajador en Tanzania (África) durante el gobierno de Illia. Desarrolló una extensa carrera pública en la provincia de Tucumán, desde que llegó desde su Corrientes natal, donde comenzó su militancia en la Unión Cívica Radical, Estando en  Tucumán inició sus estudios en la Facultad de Derecho de la UNT, y fue delegado estudiantil en la Federación Universitaria, mientras intensificó su actividad política y ocupó diversos cargos de responsabilidad en la vida interna partidaria. Varias veces candidato a diputado y a senador nacional, los agitados años 70 lo tuvieron como protagonista, con su firme defensa de presos políticos; ello le valió, en 1975, que una bomba destruyera la mayor parte de su estudio jurídico, y al año siguiente, el 24 de junio, su secuestro y asesinato, cuando tenía 59 años y presidía la UCR.


LUIS ARÉDES
Médico de profesión. Activo militante hasta llegar a ser intendente de la localidad de Libertador San Martín, Jujuy. Fue secuestrado por primera vez el 24 de marzo de 1976, estuvo en la cárcel de Jujuy y en la Unidad 9 de La Plata, desde donde fue liberado el 9 de abril de ese mismo año. Había sido intendente de Libertador y obligó a Ledesma a pagar impuestos en el municipio, pero antes fue médico del hospital de la empresa, y no era bien visto por los gastos en remedios que realizaba para los pacientes, entre otras cosas.
El 13 de mayo de 1977, cuando retornaba del Hospital de Fraile Pintado, donde trabajaba hasta el medio día, fue interceptado su automóvil en la ruta camino a Libertador y nunca más se supo de él.


(C) UCR-VIALE
*Se consultaron varios sitios de Internet  como fuentes para la elaboración del presente informe recordatorio.-