PARA LOS DIPUTADOS CASAÑAS, ASPIAZÚ Y CHEMES "LA EXPROPIACIÓN DE PALERMO ES UNA BARBARIDAD QUE NOS ASEMEJA A LA DICTADURA VENEZOLANA"

Los diputados radicales Jorge Chemes (UCR-Entre Ríos), Juan Casañas (UCR-Tucumán) y Lucio Aspiazu (UCR-Corrientes) criticaron la decisión del Gobierno de expropiar el predio ferial de Palermo, vendido a la Sociedad Rural Argentina en 1991. 

“La expropiación de Palermo es una barbaridad que nos asemeja a la dictadura venezolana. Una decisión que debilita aún más nuestra seguridad jurídica y es un ataque directo a una institución centenaria que representa a montones de productores argentinos, como la Sociedad Rural. Una vez más el Gobierno se escuda en supuestos argumentos legales de poca monta para atacar a un sector, el de la producción, cuyo único defecto es no ser parte de la corte del empresariado adicto al oficialismo”, destacaron los diputados radicales.


“Los productores entrerrianos están en alerta por la medida, y hay un gran malestar porque la Rural es parte de la Mesa de Enlace, una agrupación que representa a todos. Todos nos sentimos tocados por esta medida, cuya único fundamento es ideológico, y es el odio visceral que le tiene el Gobierno a los agricultores. Un odio injustificado, sobre todo teniendo en cuenta cuánto dinero le hace ganar al país, y cuanto empleo genera la producción agropecuaria”, destacó Chemes.

“La expropiación de la Rural es una muestra del camino de profundización que ha iniciado este Gobierno desde octubre de 2011, con una profundización del odio, de la intolerancia y el avallasamiento a los que piensan diferente, de la falta de respeto a las reglas de juego y a las instituciones”, acotó Casañas.

“Lamento profundamente que este Gobierno tome decisiones de este tipo, en vez de sentarse a conversar con los sectores. Si había algo en la venta del predio que el oficialismo objetaba, se podría hacer conversado y buscado la forma de corregir eso sin caer en una medida abrupta como esta. 

Y encima estamos hablando de una venta hecha durante el menemismo, un gobierno del que los Kirchner fueron los más entusiastas defensores. Y resulta que ahora todo lo que hizo el menemismo está mal, cuando hace 15 años lo aplaudían estos mismos personajes. Es muy hipócrita la actitud del Gobierno”, finalizó Aspiazu.

FUENTE: