UN AÑO SIN DON MARIO... EL HOMENAJE DEL COMITÉ "LEANDRO N. ALÉM"

El mes de noviembre del año pasado, comenzó de manera triste para los radicales entrerrianos. El día 1, se propagaba la noticia de la muerte del ex gobernador Sergio Montiel. Con tan solo tres días de diferencia, el 4 de noviembre, la ciudad de Viale despertó con el anuncio de la partía a la eternidad del tres veces Intendente PEDRO MARIO EGGE, "Don Mario"-como le decíamos- otro claro exponente de los políticos honrados y que dieron todo por su pueblo y por el partido.

Hoy, al cumplirse el 1º aniversario de su muerte, a modo homenaje compartimos estas palabras que reflejan su biografía y lo que sembró en el corazón de muchos conciudadanos.

En el ocaso de la dictadura, la historia quiso que un joven empresario al frente de la sodería y distribuidora de bebidas (en la que había trabajado desde muy chico junto a su padre), se animara a representar a los radicales de la ciudad en las elecciones de 1983, de la que resulto ganador y siendo así, elegido como Intendente por primera vez.

Con una personalidad progresista, Egge logró concretar muchos sueños para la gente de Viale. Cuadras y cuadras de cordón cuneta, veredas, luminarias, viviendas, iban dándole al pueblo un aspecto de ciudad un tanto más moderna; con el firme objetivo de hacerla crecer, en pos de brindar a las nuevas generaciones, mejores condiciones de vida.

El destino quiso que fuera tres veces presidente municipal. Como dijimos: su primer gobierno de 1983 a 1989, luego de 1991 a 1995 y finalmente de 1999 a 2003. Fue también Diputado Provincial en el transcurso de los años 1997 a 1999

En su última gestión, tuvo que enfrentar uno de los momentos más difíciles del país. La situación económica reinante también se hizo notar aquí. Lo destacable del caso fue, que mientras en otros lugares de la provincia los municipios pagan a sus empleados en bonos, él tomó la decisión y así lo hizo: abonó los sueldos en pesos.

Tanto fue el amor por su pueblo, que no descansó hasta lograr un objetivo añorado por muchos años. Y el 7 de julio de 2001, como parte de los festejos por los 95 años de Viale, Don Mario inauguraba el "Museo de la Ciudad", un emblema que es orgullo de todos.

Tuvo aciertos y errores, como cualquiera de nosotros. Siempre se mantuvo fiel a sus convicciones. No dudo en dejarlo todo, por el bien de los demás. Entró a la función pública así como se fue, sin más que lo merecido por su trabajo. Un ejemplo tajante de honradez y desinterés por la acumulación de riquezas, cualidad, que como en el caso de su amigo y correligionario Sergio Montiel, pocos políticos argentinos pueden jactarse de tenerla.

(C) UCR-VIALE
* Agradecemos el aporte de su hijo Jorge, con quien dialogamos para realizar este informe.