HIPÓLITO YRIGOYEN: "EN LA ARGENTINA DECIR U.C.R. ES DECIR DEMOCRACIA REALIZADA"


Entrevista a Hipólito Solari Yrigoyen, Presidente de la Convención Nacional de la UCR


El viernes 23 de noviembre se renuevan las autoridades de la Convención Nacional de la UCR. En el período 2008 -2012, la Presidencia estuvo a cargo del Dr. Hipólito Solari Yrigoyen. Aquí un repaso de su mandato, y sus opiniones sobre la Argentina actual y el rol de la UCR. En gran parte de las democracias modernas, los partidos políticos se rigen por convenciones nacionales. Sin embargo en la Argentina solamente la UCR lo hace.

¿Es acaso el único partido político en funcionamiento?
"El único partido nacional es la UCR. La Argentina se ha llenado de proyectos personales, regionales o vecinales. Son todos efímeros. El nuestro no. La UCR tiene más de 120 años de vida y eso nos marca límites. Vamos actualizando nuestro programa, pero lo hacemos desde los principios fundamentales que han caracterizado nuestras luchas. Un ejemplo: la lucha por el sufragio universal, secreto y obligatorio marcó una época ya que, una vez obtenido, empezó la democracia moderna. 
Es importante recordarlo en este momento que se cumplen cien años de aquella Ley General de Elecciones llamada Saenz Peña. Hay que ser muy sectario para no valorar lo que ha hecho la UCR. La historia es un elemento muy importante de un partido político porque se puede ver la continuidad ideológica. Hay otros que se llaman a si mismos partidos pero que no han tenido coherencia. En la República Argentina, decir UCR es decir democracia realizada. La gente sabe muy bien cuáles son las líneas fundamentales de nuestro programa. 
La gente sabe que el radicalismo es garantía del cumplimiento de la Constitución Nacional, del respeto a la división de poderes, de un Parlamento que funcione, de un Poder Judicial independiente, de un Poder Ejecutivo con controles, del respeto al federalismo, a las instituciones, a las libertades públicas, a los derechos humanos".

¿Qué saldo hace de estos cuatro años como Presidente de la Convención?
"Cumplimos 100% con la carta orgánica, que es el equivalente de la Constitución Nacional para el partido radical. Se encargó un programa y lo hicimos, no desde el oportunismo electoral, sino como un verdadero plan de gobierno. Se nos pedía el programa, la actualización de la carta orgánica a la ley vigente y su publicación. Todo eso lo concretamos. En la acción tuvimos, es cierto, convenciones tumultuosas; en especial la que analizó la derrota de la última elección. Pero remarco lo siguiente: nadie se fue de ahí para no volver. Los que discutieron calurosamente en aquella oportunidad, han actuado posteriormente conjuntamente. La unidad partidaria, es digno destacar, se ha mantenido".

¿Cuál es la importancia de la Convención Nacional?
"Todos los partidos importantes del mundo tienen convenciones, a veces denominados congresos. Algunos se asustan porque nuestra Convención tiene, entre titulares y suplentes, cerca de 400 miembros. Hace un mes se reunió el Congreso del Partido Socialista Francés en Toulouse con tres mil delegados; la Convención Demócrata de los Estados Unidos también está compuesta por miles de delegados. 
La Convención Nacional es la que garantiza la horizontalidad de nuestra organización. No hay que caer bajo la influencia del verticalismo peronista, que reemplaza el debate y la toma de decisones mayoritaria por la imposición y las ordenes. Es fundamental mantener a la Convención Nacional con las funciones que históricamente ha tenido y tiene al día de hoy. Es el gran equilibrio de nuestra organización democrática desde que Leandro Alem firmó la primer carta orgánica en 1892".