Y LA ARGENTINA SE DESPERTÓ...

Ayer entrada la noche, en distintas ciudades del país, se concretó la marcha que había sido convocada mediante las redes sociales en tan solo una semana. Argentinos de todos los rincones, se dieron cita en las plazas del pueblo, para decirle al gobierno en turno: ¡BASTA! de tanta inseguridad, corrupción, malos tratos, atropellos a sus derechos, prohibiciones, faltas constantes de respeto a las instituciones y a la misma Constitución Nacional, etc... ¿La lista sería interminable verdad?


Mucho se especuló estos días al respecto de como sería dicha marcha. ¿Cuántos participarían?, ¿Qué de los partidos políticos? ¿Cómo se organizarían? ¿Habría oradores?... en fin, recorriendo algunos sitios de internet, podían verse ciertas repercusiones previas, lo cual daba a entender que la cosa no sería para tanto como se publicaba en las redes, ¡Pero la Argentina se despertó!

Aún con el sol alumbrando, grandes y chicos, abuelos y nietos, jóvenes y adolescentes, salieron a las calles, con pancartas, cacerolas, silbatos, y sus manos que no dejaban de aplaudir, sea el tiempo que sea, lo importante era estar presente y hacerse ver. Hacer notar a los gobernantes de hoy, que no son para siempre, que solo están de paso y que así como el pueblo democráticamente los eligió, hoy los puede sacar.

Es de reconocer y valorar realmente, que anoche fueron simples ciudadanos quienes se manifestaron, no hubo banderas partidarias ni de ningún sector de la sociedad en particular. Eso demuestra que la convocatoria fue genuinamente "NACIONAL Y POPULAR", pues fue el pueblo, la Nación toda que se fue congregando sin aprietes, sin ser obligados, sin a cambio del pancho y la gaseosa o el vinito... Los que fueron lo hicieron convencidos de lo que hacía y del porque...

Ante esta situación, desde el gobierno, se hizo oido sordo una vez más, no obstante, como dijeran los organizadores de la marcha; "Esto es solo el principio, lo de anoche fue una pequeña muestra de lo que se viene, los argentinos ya empezamos a despertar..."

(C) UCR-VIALE