EL GOBIERNO ENTRERRIANO SIGUE CENSURANDO

Este lunes, durante los programas Buenas Noches y Quién Dice Qué, que se emiten por Elonce TV, el periodista Nicolás Blanco hizo pública la situación por la cual fue privado de continuar en el programa de LT 14. 

En el contexto de esta situación, cosechó el apoyo de distintas asociaciones, partidos políticos y particulares, que le brindaron su solidaridad y lo instaron a continuar con fortaleza en su tarea periodística. “Aire de Todos” fue levantado “por una definición política en detrimento de los derechos a la libertad de expresión y de informarse”, se indicó. 

En el comunicado de la secretaría de Prensa de la CTA Paraná, se expresó la “solidaridad con el compañero de prensa Nicolás Blanco y el equipo del programa Aire de Todos, quienes fueron echados de la radio estatal LT 14, General Urquiza, por una decisión política del director de la empresa estatal, Juan Carlos Bettanín, y del ministro de Cultura y Comunicación de Entre Ríos, Pedro Báez, de censurar a quienes se animan a denunciar los abusos del poder”. 

En ese marco, apuntaron que “la libertad de informar y de informarse es un Derecho Humano fundamental para la democracia, que los gobernantes electos deben hacer comprender y respetar a sus funcionarios”.  Además, advirtieron que en la radio hay ‘comisarios’ políticos que se ocupan de limitar la multiplicidad de voces que debería brindar un medio estatal, lo que va en detrimento del espíritu del Estado, que es la suma de todas las voluntades, sin distinción de ideologías o creencias. 

En ese sentido, aseguraron que “quitarle el espacio a un trabajador de la prensa en un medio estatal no es ‘línea editorial’ sino que sí es cercar la palabra y sólo habilitar el micrófono para los sicofantes del gobierno de turno”. 

Al rededor de 38 fueron las notas de adhesión enviadas, por parte de distintas instituciones intermedias, partidos políticos (incluida la U.C.R.), otros periodistas, medios, trabajadores de la información pública, entre otros, donde manifiestan su solidaridad para con el periodista, como así también su descontento y preocupación por estos actos que atentan contra la democracia.

FUENTE: