ALFONSÍN: FORJADOR DE LOS CIMIENTOS DE LA DEMOCRACIA

La Juventud Radical de Berisso expresa su repudio a las declaraciones que hizo Hebe de Bonafini con las que despreció al gobierno de Raúl Alfonsín y re-escribió la historia argentina declarando que “la democracia vino con Kirchner y no en 1983” o “votar no es democracia” y “que el gobierno de Alfonsín no fue una democracia sino una parodia”.

Le pese a quien le pese, lucharemos contra el discurso único que el Frente para la Victoria, en este caso, representado en Hebe de Bonafini, trata de instalar en la sociedad. En 1983 hubo elecciones libres y el pueblo habló y eligió como iniciador de la Democracia a Raúl Ricardo Alfonsín.

El Gobierno Democrático de 1983 veló día y noche por sanar las heridas que dejó la Dictadura teniendo en contra: a los militares que buscaba juzgar aún con su poder intacto, el caos económico que dejó Isabel Perón, López Rega, Martínez de Hoz y las Juntas Militares, a los Carapintadas y a las fuerza políticas que querían debilitar a un gobierno con el que no tenían afinidad política.

El Gobierno democrático de Raúl Alfonsín, y por extensión cada radical, luchó por los Derechos Humanos y la Democracia, y no lo hizo de un día para el otro como los que un día llegaron del sur sin exhibir su pasado.

En otros textos publicados hemos dicho y seguiremos diciendo que durante el gobierno Democrático de 1983 no hubo presos políticos, ni leyes persecutorias, ni organismo de prensa clausurada, ni intervenciones en las provincias, ni en sindicatos ni en universidades y tan importante como todo estos hechos, entregó el mando a otro presidente elegido democráticamente, hecho que no ocurría desde hacía más de sesenta años.

La señora Hebe de Bonafini, no solo atenta contra la convivencia social y política, ha priorizado su afiliación partidaria y el discurso único por sobre la Verdad Histórica. Los que lucharon y murieron, como así también, los que lucharon y viven por el retorno de la Democracia, se lo reclamarán.

FUENTE: