VERA VE "UNA DICTADURA" EN LA GESTIÓN DE CRISTINA

Dijo que "el modelo político" aplicado en los últimos nueve años por Néstor y Cristina Kirchner es, en cuanto al manejo de los recursos, "lo mas parecido a una dictadura disfrazada con propaganda de democracia". 

A propósito de la falta de recursos económicos que se viene evidenciando en las provincias en general, el senador nacional Arturo Vera expresó que “el modelo político aplicado por el justicialismo en el gobierno, liderado en los últimos nueve años por Néstor y Cristina Kirchner, es lo mas parecido a una dictadura disfrazada con propaganda de democracia”. El legislador aseguró que “esta dictadura se ejerce mediante la estrategia de quedarse cada vez en una forma más creciente con los recursos que les corresponden a las provincias, originados en el pago de impuestos”

En un parte enviado a Página Política, Vera sostuvo que “el gobierno central apenas transfiere en forma automática, es decir por vía de coparticipación legal, la mitad o algo menos del dinero que le correspondería recibir a las provincias según la ley de coparticipación aún vigente, apelando para concretar esta maniobra a decretos y modificaciones a ese régimen. Situación que ha llevado a las provincias a un grado extremo de dependencia del Gobierno central que es lo mismo decir, a los antojos de la señora presidenta”

El dirigente radical agregó que “esta situación es arbitraria e improcedente, injusta para con la población y peligrosa a un grado extremo, pues atenta contra el sistema federal de autonomía de las provincias que establece la Constitución Nacional”. 

Efectos 
Vera opinó que “el tránsito del justicialismo en el Gobierno, bajo la modalidad de estos últimos años dejará deformaciones institucionales y en nuestra sociedad de las que nos costará reponernos y superarlas”. 

Observó que “el manejo discrecional del dinero de las provincias y que transfiera o no a las mismas según su capricho, anula el ejercicio de la libertad política que nuestra constitución reconoce a cada carta constitucional provincial y a su pueblo. Pues los referentes políticos gobernadores, legisladores etcétera, para sobrevivir a las peripecias económicas y hacer funcionar a las dependencias, terminan disciplinados en muchos casos y a veces humillándose ante el poder del dinero que maneja la presidenta, lo que ha llevado a muchos a decir que en gran medida la adhesión al poder central de diputados, senadores, gobernadores e intendentes, no responde a convicciones sino al poder de la chequera y el castigo o represalias que se puedan tomar hacia el disidente”.

FUENTE: