CHEMES ALERTÓ SOBRE LA "DESAPARICIÓN PAULATINA DE LOS PEQUEÑOS TAMBOS" Y CRITICÓ LAS MEDIDAS DEL GOBIERNO

“Siempre respaldaron a las industrias, ya es tiempo que apoyen al productor”, reclamó el diputado nacional Jorge Chemes (Entre Ríos), y aseguró que “este modelo va en reversa de toda lógica: ataca y debilita al que provee la materia prima y al hacerlo, socava la base del sector”. 

El legislador criticó con dureza la ausencia de políticas para incentivar, desarrollar y hacer sustentable la lechería y aseguró que las propuestas que ofertan los gobiernos “satisfacen las exigencias de los industriales pero nunca las del productor”; por eso propuso cambiar las reglas de juego para que “de una buena vez, el productor tenga rentabilidad”.
Para Chemes, “una muestra de la desaprensión hacia el sector es la indiferencia ante la desaparición paulatina de los pequeños tambos, cuyas vacas terminan en poder de grandes productores. A esta concentración de la riqueza en pocas manos la empuja el gobierno, a pesar de que en los discursos se diga lo contrario”, reprochó el diputado de Entre Ríos al analizar la situación del sector lechero, que sigue reclamando una recomposición del precio del litro de leche que hoy vale 1,30 pesos.


“Estamos en un contexto grave, porque no podemos aislar la crisis lechera de la que atraviesan todos los segmentos productivos. Este cuadro de presión impositiva extrema, de condiciones productivas adversas nos arrastra a la quiebra, pero lo que es más grave aún, lleva a los pueblos a la pobreza; a las familias al desempleo y a las economías regionales a la desaparición. Es indispensable recomponer el diálogo para recuperar el campo, porque así como van, tenemos que decir que el principal eslabón de la cadena, está en su punto más crítico”, afirmó en un comunicado de prensa enviado a ANALISIS DIGITAL.

Asimismo, se indicó que esta semana el legislador mantendrá reuniones con representantes de la Bolsa de Comercio de Rosario; con dirigentes de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), productores citrícolas, avícolas y con comercializadores de Liniers.

“Debe imperar la lógica para que las políticas que apuntan a robustecer la economía, sostengan a los productores más débiles pero que constituyen claramente la mayoría. Atentar contra su subsistencia es atacar el corazón de una cadena productiva genuina”, advirtió el diputado entrerriano.

“Es hora de que los gobiernos hablen con el campo y entiendan que a la gran industrialización se llega por lo más simple: El fortalecimiento de nuestras propias capacidades productivas; la optimización de las cadenas de valor; el respaldo al productor y un sinceramiento de los precios que nos permita competir en el mercado”, alentó Chemes. Y, cerró: “Los recursos que hoy se llevan las políticas fiscales provocan una fuerte crisis en la producción y no vemos propuestas para superar este problema que debe analizarse en el corto plazo y más aún en las consecuencias y en el impacto que tendrá en el mediano y largo plazo”.

FUENTE: